Los entrenamientos con bolsa de velocidad, también conocidas como peras de boxeo, se encuentran entre las prácticas más comunes en cualquier gimnasio de boxeo y muchos dojos de artes marciales. La razón por la que verás a los luchadores entrenando con estos pequeños sacos es que ofrecen varias y potentes ventajas en lo que respecta a los entrenamientos. Seguidamente hacemos un resumen de algunos de los beneficios de ejercitarse con una bolsa de velocidad y por qué definitivamente deberías comenzar a usar una.

¿Qué es una bolsa de velocidad?

Una bolsa de velocidad es un pequeño saco que los luchadores han utilizado durante siglos para mejorar la resistencia y la coordinación ojo-mano. Puedes encontrar bolsas de velocidad en gimnasios de todo el mundo en varias formas, tamaños, materiales y orientaciones para colgar.

Beneficios que ofrece una bolsa de velocidad

Son varias las habilidades que aprenderás practicando con una bolsa de velocidad, entre las más resaltantes se encuentra:

1.- Regulas la potencia de tu pegada

Cada vez que ves una pelea y escuchas al locutor decir que uno de los peleadores está “gaseado”, sabes que está en problemas. Se ha quedado sin resistencia al moverse o usar demasiado poder en sus ataques con la esperanza de derribar a su oponente. Una razón por la que la gente tiende a sobreestimar su capacidad para durar en una pelea es porque se olvidan de mantener una potencia de pegada constante.

Al usar una bolsa de velocidad, debes mantener tus golpes consistentes una vez que comiences a golpearla. Si golpeas demasiado fuerte o das un golpe descuidado, la bolsa tendrá un mal rebote y se desviará.

Cuando aprendes a mantener un ritmo, puedes seguir golpeando esa bolsa con el mismo poder una y otra vez. En una pelea, esto te ayudará a medir el poder que debes imprimirle tus golpes. Cuando usas esta técnica junto con el desarrollo de fuerza, propinarás ráfagas de golpes con una potencia sólida y estás al tanto de cuánto tiempo puedes mantener este ritmo sin cansarte.

2.- Nunca volverás a bajar la guardia

Una de las dificultades a las que se enfrentan muchos luchadores nuevos es aprender a mantener las manos en alto todo el tiempo. Cuando dejas caer tus manos en medio de una pelea, solo estás rogando que alguien se aproveche de ti y conecte un golpe sólido.

Cuando practicas con una bolsa de velocidad tus manos nunca deben caer. Tienes que mantenerlas en posición de pelea o arriesgarte a perder tu próximo golpe en la bolsa. En un combate, eso se traduce a mantener las manos en alto y listo para atacar o bloquear. Si bien mantener una postura eficaz tienes otras importantes implicaciones, la práctica regular con una bolsa de velocidad te ayudará a corregir el mal hábito de bajar la guardia.

3.- Mejoras tu tiempo de reacción

Imagina que estás cerca del final de un combate en el ring para un combate y ambos están increíblemente cansados. Te acercas a tu compañero y él baja la guardia, pero solo por un segundo. Usar una bolsa de velocidad puede hacer que ese segundo sea una oportunidad para un ataque serio o simplemente otra oportunidad perdida. Todo depende de qué tan rápido y conciso puedas lanzar un golpe certero.

Cuando entrenas con una bolsa de velocidad, obtienes el beneficio de perfeccionar tu tiempo de reacción y coordinación. Tendrás que evaluar constantemente la velocidad y el balanceo de la bolsa para lanzar golpes de manera efectiva. Con el tiempo, esto se convierte en una respuesta natural y eso te convierte en un luchador peligroso. Muy pronto, esos pequeños momentos en los que tu oponente comete un error se convertirán en un doloroso recordatorio de tu parte.

4.- Desarrollas resistencia

Como ya dijimos, lo último que quieres en una pelea es encontrarte resoplando y resoplando. En ese momento, está en serios problemas. Una bolsa de velocidad puede ayudarte a aliviar este problema de varias formas. Por ejemplo, puedes usar la bolsa de velocidad como ejercicio cardiovascular y acostumbrarse a la sensación de usar energía para los golpes mientras mantienes una buena forma de lucha.

Mantendrás las manos en alto, lanzarás puñetazos y seguirás utilizando de forma eficaz la energía que te queda. Sin embargo, hay otro elemento para usar la bolsa de velocidad. Dado que se mueve y golpea constantemente, usar la bolsa de velocidad es un verdadero ejercicio cardiovascular que tiene un impacto directo en tu resistencia física.

Pin It on Pinterest