Por supuesto, todos deseamos elevar nuestro nivel de Kárate, pero desafortunadamente a veces parece que no estamos mejorando tan rápido como queremos, especialmente si eres un practicante avanzado. De hecho, hay investigaciones que muestran que la tasa de mejora disminuye cuanto más tiempo has estado practicando, a menos que hagas algo al respecto. Es por eso que te mostramos 4 formas inteligentes de mejorar tu Karate más rápido.

1.- Entrenamiento privado

El entrenamiento regular rara vez deja tiempo para una interacción personal profunda con tu sensei. Sin embargo, con entrenamiento privado, obtienes correcciones muy específicas y personales. Esto es especialmente importante para los practicantes avanzados.

El entrenamiento privado te brinda la oportunidad de recibir comentarios, observaciones y correcciones continuas y personalizadas que tienen un efecto impulsor en tu nivel de Kárate. Desafortunadamente, la formación privada es costosa y no muchos pueden pagarlo. Otro problema es el horario, ya que las clases privadas deben realizarse fuera del horario regular de clases y deben coincidir con el horario y disposición de tu sensei. A pesar de estos inconvenientes, el entrenamiento privado es una forma efectiva de mejorar tu Kárate.

2.- Seminarios y campamentos

Asistir a seminarios y campamentos es una excelente manera de ampliar tus conocimientos y mejorar tu nivel de Kárate. En estos eventos se suelen cubrir na amplia gama de temas durante un día completo, un fin de semana o una semana. Este tipo de práctica intensa y concentrada es ideal para sacarte de tu zona de confort habitual, lo que básicamente te ofrece la garantía de mejorar.

Los principales problemas de los seminarios y campamentos son logísticos. Encontrarlos, inscribirte, trasladarte, disponer de un espacio de tiempo que no interfiera con tus compromisos laborales, académicos o familiares, puede ser complicado. No obstante, los seminarios y campamentos representan una autentica y eficaz opción de elevar tu nivel de Kárate.

3.- Enseñar

Para muchos, esta puede ser una inesperada y sorpresiva forma de mejorar tu Kárate, pero pocas cosas desafían tanto tu conocimiento del Kárate como enseñarlo. La razón es simple: cuando enseñas algo a otros –especialmente a principiantes o niños– te ves en la obligación de repensar tu comprensión del tema. Como dijo Einstein: “Si no puedes explicarle algo a un niño de 5 años, es porque no lo entiendes lo suficientemente bien”.

Es por eso que la enseñanza es una manera asombrosa de elevar tu conocimiento y nivel de Kárate. La parte más difícil de enseñar es encontrar un grupo de estudiantes apasionados que estén comprometidos con aprender. Además, si no eres un líder nato, podría ser estresante. Necesitas sentirte cómodo con tus habilidades de Kárate, contar con un buen nivel pedagógico y poder interactuar fluidamente con estudiantes y padres. A fin de cuentas, las recompensas de la enseñanza son realmente valiosas.

4.- Libros

Si buen libro puede cambiar tu vida, imagina lo que un gran libro de Kárate puede hacer por ti. Muchos pioneros legendarios del Kárate, incluyendo a Funakoshi, Mabuni, Konishi, Taira y Motobu, entre otros, escribieron libros en los que depositaron sus invalorables conocimientos y experiencias.

Desafortunadamente, es difícil encontrar libros de Kárate excepcionales, y es que muchas de las publicaciones que se encuentran no están a la altura, por lo que puedes adquirir una gran cantidad de libros, pero solo vale la pena conservar un puñado. Eso puede resultar caro. Afortunadamente, puedes conseguir libros muy baratos si los compras de segunda mano.

Los libros ofrecen una forma comprobada de aprender, son de fácil acceso y no requieren de baterías ni internet. Sin embargo, es difícil aprender técnicas avanzadas de Karate de los libros. En estos casos, los videos pueden ser de mayor provecho, y en internet puedes conseguir algunas fuentes con material valioso e interesante que pueden ayudarte a elevar tu Kárate.

 

Pin It on Pinterest