No es ningún secreto que las artes marciales existen desde hace algún tiempo. Por supuesto, hay algunas artes marciales “modernas” como el jiu-jitsu brasileño y el Krav Magá, pero la práctica de registrar un estilo estructurado y transmitir estas técnicas de maestros a aprendices de generación en generación se remonta a siglos atrás, como es el caso del Kalaripayattu, el arte marcial más antiguo del que se tenga referencia.

El Kalaripayattu, que significa “arte del campo de batalla”, es un arte marcial que se originó en el sur de la India hace miles de años. La primera referencia escrita a este estilo se remonta al siglo III antes de Cristo, aproximadamente al mismo tiempo en que comenzaron los esfuerzos de construcción de la Gran Muralla China.

Algunos datos fascinantes del Kalaripayattu

Debido a sus antiguas raíces, al Kalaripayattu se le conoce como la “madre de todas las artes marciales”, un apodo que probablemente sea una exageración. Sin embargo, en la mayoría de las artes marciales asiáticas se encuentran sus rastros. Los siguientes son 5 datos fascinantes del antiguo Kalaripayattu.

1.- Aunque muchas artes marciales se basan en ella, nadie sabe en qué se basó Kalaripayattu

El Kung fu tuvo a los monjes Shaolin, el judo tuvo a Jigoro Kano, el Kárate Shotokan a Gichin Funakoshi. Si el Kalaripayattu tuvo un humano o grupo que canalizó su desarrollo en un arte sistematizado, ese nombre se ha perdido en el tiempo. Los más tradicionalistas atribuyen la creación de esta arte marcial al dios hindú Visnú, deidad encargada de proteger el mundo.

2.- Aunque es antiguo, solo recientemente ha experimentado un avivamiento

India fue forzada bajo el dominio colonial por Inglaterra a mediados de 1800 y, como cabe esperar, las fuerzas británicas confiscaron armas, mataron a los maestros y prohibieron la práctica del antigua arte marcial del Kalaripayattu por completo.

El Kalaripayattu sobrevivió gracias a unos pocos practicantes que la purga británica pasó por alto. Durante decenas de años, estos sobrevivientes del arte marcial enseñaron en secreto manteniendo viva su esencia. Hoy en día, hay escuelas de Kalaripayattu en toda la India y el arte está prosperando.

3.- Una de las responsables de la nueva popularidad del Kalaripayattu es una mujer de más de 70 años

Meenakshi Raghavan comenzó a entrenar en Kalariyapattu a una edad temprana y se enamoró del arte. Ella es una maestra de la espada y el escudo y regularmente realiza demostraciones de combate en toda la India contra hombres de la mitad de su edad. Dirige una escuela de Kalaripayattu con más de cien estudiantes, transmitiendo el arte a la siguiente generación, por lo que se le considera una de las responsables de la nueva popularidad del Kalaripayattu.

4.- Utiliza una variedad de armas

Una de las armas principales del Kalaripayattu es un bastón similar al bo japonés que se usa en el Kárate. El arte también usa cuchillos en el entrenamiento, y los practicantes de experiencias incluso entrenarán con cuchillos vivos. El maestro, asumiendo los riesgos, usa cuchillos afilados contra estudiantes de alto nivel. Otras armas utilizadas por Kalaripayattu incluyen la urumi, o espada de resorte. Esta hoja larga y flexible se maneja con movimientos de azote.

5.- Se enfoca en la salud, la destreza y la elegancia

Todas las artes marciales promueven la salud, pero en Kalaripayattu, la salud es un aspecto completamente integrado. Además de que los maestros de este arte marcial suelen conocen la medicina tradicional, los estudiantes suelen recibir masajes para mejorar la salud y la flexibilidad como parte rutinaria del entrenamiento.

Tan mortal como puede ser el Kalaripayattu, también es un arte increíblemente elegante en el que se ejecutan saltos acrobáticos y audaces zambullidas para evadir los ataques. También se pueden observar algunos movimientos de este antiguo arte marcial reflejados en los estilos de danza tradicionales del sur de la India, lo que es una muestra más de su elegancia.

Pin It on Pinterest