El pase de guardia es uno de los aspectos más difíciles del Jiu Jitsu brasileño, pero también uno de los más gratificantes. Debido a que pasamos tanto tiempo luchando en la colchoneta desde esta posición, tiene sentido poner énfasis en mejorar nuestra habilidad desde ella. Es por ello que compartimos contigo 6 principios para un pase de guardia efectivo en Jiu Jitsu.

Marca la diferencia con estos principios para un pase de guardia efectivo

Internalizar cualquiera de estos principios por sí solo marcará una diferencia en tu desempeño. Elije uno y trabaja en él hasta que lo hayas dominado, solo entonces pasa al siguiente. Una vez que los domines todos, comienza a combinarlos de manera efectiva y serás una pesadilla incluso para los mejores defensores de guardia.

1.- Mantén tu centro de gravedad bajo

La distancia de tu centro de gravedad (situado un par de centímetros por debajo del ombligo) al tatami es directamente proporcional a la probabilidad de que te barran cuando estás en la guardia de tu oponente. Dado que todo barrido exitoso requiere que el centro de gravedad del oponente superior esté elevado, muchos se pueden anular por completo simplemente dejando caer las caderas (y, por lo tanto, tu centro de gravedad) sobre el tapete. En general, tu objetivo debe ser acercar tus caderas a la colchoneta lo antes posible.

2.- “Sube la escalera”

Visualiza el cuerpo de tu oponente como una escalera, siendo sus pies el primer peldaño. Sus rodillas, pelvis y hombros representan los otros peldaños. Tu objetivo es trabajar continuamente en subir la escalera y nunca volver a bajar. Una vez que pases un peldaño, nunca vuelvas a él. El peldaño más importante para superar son los pies, y ese es precisamente a lo que se refiere el siguiente principio.

3.- Domina los pies

Con frecuencia, la guardia de tu oponente son simplemente los ganchos creados por sus pies y tobillos. Estos ganchos son los primeros y más difíciles “peldaños de la escalera” y, por lo general, son los que te mantienen en cualquier variante de guardia en la que estés atrapado. Si alguien trata de usar una guardia abierta, lo que debes hacer es agarrar uno o ambos pies y doblarlos hacia abajo en forma de gancho. Eso no solo evita que te controle con los pies, sino que también debilita toda la parte inferior de su cuerpo.

4.- Bloquea sus caderas

La capacidad de tu oponente para elevar y curvar sus caderas con movimientos tipo puente y camaronero son factores importantes en sus intentos de crear aperturas y apalancamiento para sumisiones y barridos. Si bien sus manos y brazos juegan un rol, en realidad no son una preocupación importante. Si puedes evitar que sus caderas se muevan, puedes paralizar su guardia en gran medida y facilitar el camino para montar o montar lateralmente.

5.- Aísla una pierna

Tratar con una de las piernas de tu oponente es literalmente dos veces más fácil que tratar con las dos. Uno de los primeros pasos en la mayoría de los pases es elegir un lado y aislar la pierna de ese lado. Otra forma de pensar sobre esto: trata de tener siempre una de las piernas de tu oponente entre las piernas tuyas, eso es mucho mejor que tener sus dos piernas alrededor de las tuyas, o ambas dentro de las tuyas.

6.- Velocidad o estanqueidad

Los pases de guardia se pueden clasificar en dos clases diferentes: “velocidad” y “estanqueidad”. Los pases de velocidad utilizan y dependen de altos niveles de atletismo y atributos como rapidez y agilidad. Por lo general, emplean cambios rápidos de dirección o acrobacias para lograr el pasaje. Suelen requerir menos energía que los pases basados ​​en rigidez, pero también suelen tener un porcentaje de efectividad más bajo, particularmente contra oponentes de alto nivel.

Por su parte, los pases de estanqueidad son mucho más metódicos y suelen tener pasos más técnicos. Con frecuencia requieren una gran cantidad de fuerza de agarre y de la parte superior del cuerpo, y se basan en los conceptos mencionados anteriormente de “bajar las caderas” y “subir la escalera”. Al pasar la guardia, debes elegir uno u otro, y si un tipo no funciona contra un oponente en particular, es muy probable que el otro lo haga.

Pin It on Pinterest