Hay una curva que representa la forma en que nuestro nivel de desempeño evoluciona según nuestro nivel de estrés. Esta condición puede ser perjudicial si el estrés es demasiado alto o si no es suficiente ya que el objetivo de cualquier atleta es estar lo más cerca posible del entorno para rendir al máximo de su nivel. Conoce aquí cómo controlar el estrés durante un combate o pelea.

¿Cómo manejar de manera óptima el estrés en los combates?

Con frecuencia, necesitas medir tu nivel de estrés para saber dónde se encuentra en esta curva. De esta forma sabrás si necesitas tomar medidas para aumentar tu estrés o reducirlo durante un combate de karate u otra disciplina.

Para acostumbrarte a medir tu nivel de estrés con frecuencia, puedes hacerlo durante tus entrenamientos, pero también en tu vida diaria. Ejemplo: ¿Estoy lo suficientemente estresado para ser efectivo en este ejercicio que me da el entrenador o me molesta? ¿Estoy tan estresado que no puedo dar una buena presentación oral de mi proyecto al jefe y a los socios?

Por lo general, en todo momento necesitas saber si estás demasiado estresado o bajo estrés para lidiar con una situación en particular.

Aprende a controlar tu estrés antes y durante el combate

Dependiendo de lo anterior, deberás trabajar en reducir el estrés si estás demasiado estresado, o aumentarlo si todavía no has llegado al nivel óptimo que requiere un buen desempeño en tus combates.

Disminuye tu nivel de estrés

Para disminuir tu nivel de estrés, lo primero que necesitas hacer es comenzar a respirar profundamente. Respira profundamente varias veces, tratando de hacerlo mayormente con el estómago.

De esta forma tu sistema parasimpático se activará y se reducirá tu nivel de estrés. También te aconsejamos que medites con regularidad o practiques la coherencia cardíaca. Si haces esto, tu cuerpo se acostumbrará a este mecanismo de reducción del estrés a través de respiraciones profundas.

Gracias a esta práctica, con tan solo unas pocas respiraciones en el ring de combate o el tatami, podrás reducir tu nivel de estrés. También puedes repetirte tus frases de autosugestión para ganar confianza y sentirte preparado. Recuerda que poder reducir tu nivel de estrés es uno de los fundamentos de la preparación mental en el deporte de combate.

También puedes trabajar de manera más general en tu discurso interno. Si te estresas, probablemente tengas pensamientos como “Es más musculoso que yo” o “Puede hacer golpes directos con mucha facilidad”. Por lo tanto, debes ser consciente de estos pensamientos y reemplazarlos con otros pensamientos más positivos como “Me voy a concentrar en mi juego de pies para cansarlo, ¡voy a tener que desgastarlo!” O “si me concentro en tener siempre una guardia alta, no podrá alcanzarme”.

Podrías pensar que estos pensamientos son insignificante. Pero, no es así, debes saber que todos los atletas que lo practican realmente marcan la diferencia. De hecho, los atletas de élite han subido de rango en parte, porque saben cómo hablar con ellos mismos y recuperarse cuando se sienten decaídos o estresados.

Aumenta tu nivel de estrés

Si encuentras que tu nivel de estrés es demasiado bajo, es tan problemático como cuando es demasiado alto. Tal vez esto te suceda si luchas contra oponentes que son mucho más débiles que tú. Lo que si es cierto, es que nunca debes subestimar a tu oponente. Para activarte, puedes hacer varias cosas.

Puedes visualizar una imagen motivadora. Imagínate, por ejemplo, un tigre devorando salvajemente a su presa, o imagínate a ti mismo boxeando tan fuerte como puedas con una música de fondo entusiasta.

Otra acción infalible para subir el estrés necesario, es subir las rodillas en el acto o incluso darte palmaditas en la cara para activarte un poco más. Saber cómo activarte es también un aspecto importante de la preparación mental en el deporte de combate.

Si aplicas todos estos consejos para controlar el estrés durante un combate o pelea, inevitablemente progresarás. La preparación mental en el deporte de combate es fundamental y debes tener en cuenta que la mente es como un músculo, que al entrenarla, desarrollarás la mente de un campeón, como Mohamed Ali o Bruce Lee.

Pin It on Pinterest