Con frecuencia, cuando nos dedicamos a un arte marcial o un deporte, nos volvemos adictos y no queremos parar. Si bien esto nos puede dar un gran impulso, el entrenamiento excesivo o el ejercicio desmesurado pueden provocar lesiones, si no tenemos cuidado. A continuación, te presentamos algunas consideraciones que puedes tener en cuenta para tratar de evitar lesiones durante tu entrenamiento de artes marciales.

¿Cómo evitar lesiones en las artes marciales?

Las lesiones más comunes en las artes marciales son esguinces, torceduras, cortes y contusiones. También se producen fracturas óseas, principalmente en la rodilla, el tobillo, el hombro y el codo. Del mismo, las manos son particularmente vulnerables a las lesiones durante las artes marciales. Hay varias estrategias que pueden ayudarte a prevenir las lesiones en la práctica de artes marciales, entre ellas:

Beber agua

Beber mucha agua y mantenerte hidratado antes de ir a clase es extremadamente importante para ayudarte a evitar lesiones. Si tienes sed, estás deshidratado, una condición que hace que los tejidos musculares sean más susceptibles a lesiones y dificulta el rendimiento.

Esto es especialmente importante para los atletas que están reduciendo peso para la competencia. A menudo, esos atletas reducen el peso del agua y, por lo tanto, se deshidratan, lo que puede facilitar la ocurrencia de lesiones, así como un rendimiento deficiente.

Calentar adecuadamente

Calentar antes de hacer ejercicio es muy importante. Muchas veces, nos entusiasma simplemente ingresar al dojo o gimnasio y comenzar el entrenamiento. Aunque la mayoría de las clases tienen una sesión de calentamiento integrada, cada persona requiere de diferentes tipos y duraciones de calentamiento, por lo que algunos pueden necesitar calentar antes de lo acostumbrado.

El calentamiento es importante para acondicionar los músculos, aumentar el flujo sanguíneo y comenzar a realizar estiramientos dinámicos.

Estiramiento dinámico antes, estiramiento estático después

Los estiramientos dinámicos imitan los movimientos realizados durante el ejercicio, mientras que los estáticos se utilizan para mejorar la flexibilidad y enfriar el cuerpo, por lo que se realizan permaneciendo inmóviles.

Muchos entrenadores recomiendan que los deportistas realicen estiramientos dinámicos antes de un entrenamiento para lubricar adecuadamente las articulaciones y calentar los músculos. Estos entrenadores también recomiendan que los deportistas dejen los estiramientos estáticos para después del ejercicio, ya que, aunque aumentan la flexibilidad, los estiramientos estáticos pueden disminuir la fuerza en la hora posterior al estiramiento estático.

Deja que las heridas se curen

Una de las cosas más preocupantes que hacen los atletas es “entrenar para evitar las lesiones”. Pero con deportes extremadamente atractivos como Jiu jitsu, Judo y Muay Thai, es difícil hacerlo porque se utilizan casi todos los grupos de músculos y partes del cuerpo.

Muchas personas piensan que si se lesionan un dedo, por ejemplo, pueden simplemente “tomárselo con calma” en esa mano y entrenar como de costumbre. Sin embargo, en el momento, es fácil pasarlo por alto y seguir lesionando esa mano. Por eso es importante dejar que las lesiones se curen por completo antes de volver a entrenar intensamente.

Asegúrate de usar el equipo apropiado

A fin de evitar lesiones, todo practicante debe usar el equipo de protección indicado para la disciplina que practicas. Las copas y los cinturones protectores para la cintura añaden protección al área de la ingle, mientras que los protectores bucales protegen los dientes, la boca y la lengua. Si usas anteojos, procura usar modelos de seguridad o protectores visuales. También, envuelve sus manos con vendas del tamaño apropiado y con la técnica adecuada, así podrás proteger tus manos.

Pin It on Pinterest