Se dice que el Jiu Jitsu Brasileño (BJJ) es para todos – y lo es. Si decidiste iniciarte en esta maravillosa arte marcial, no tenemos más que felicitarte, ya que al igual que miles de practicantes en el mundo, probablemente esta decisión cambiará tu vida para bien. Para una mujer, entrenar en un gimnasio de BJJ es una experiencia poderosa y liberadora, pero también exigente. Es por ello que compartimos contigo estos importantes consejos para tu primera clase de BJJ.

Cabe esperar que tu primera clase de BJJ sea una mezcla de nervios y emoción, y no es algo de lo que debas avergonzarte. Al contrario, es una muestra de valentía y determinación. Gracias a ti, las artes marciales se verán radicalmente diferentes para las generaciones futuras, ya que tradicionalmente las mujeres no tenían cabida a lugares tan poderosos.

Tu entrenamiento es importante y significa mucho para muchos, ¡así que por favor se valiente y conquista esa primera clase! Está bien sentirse intimidada, solo recuerda que todos han tenido una primera clase.

Consejos y recomendaciones para tu primera clase de BJJ

Para este primer día, llega unos 10 o 15 minutos antes de comenzar la clase para presentarte al instructor y visitar la escuela (si aún no la has visitado). Antes de que comience la clase, tendrás la oportunidad de vestirte y estirarte en los tapetes. Asegúrate de tener todo listo antes de que comience la clase para que no te pierdas nada.

Vístete con ropa deportiva (sujetador deportivo, protector contra erupciones, mallas) para mantener la máxima confianza desde cualquier posición. Minimiza el uso maquillaje y limita las lociones y perfumes.

Asegúrate de que tus uñas estén recortadas, que tu aliento esté fresco y, si tienes cabello largo, recógetelo hacia atrás y lejos de tu cara. Trae una botella de agua, una muda de ropa y prepárate para la mejor diversión de tu vida.

Inicio de la clase

La clase comienza con un entrenamiento de calentamiento para ayudar a preparar tu cuerpo para la instrucción, y seguidamente recibirás la técnica de tu instructor, quien te mostrará los detalles sobre cómo implementar el concepto que está enseñando. Después, tendrás la oportunidad de practicar el movimiento con un compañero.

Una vez que hayas realizado el movimiento, será el momento de usarlo en un “entorno controlado”. Tu instructor te pedirá que realices el movimiento con pautas para imitar escenarios de autodefensa del mundo real. El gimnasio es un lugar seguro para practicar la aterradora realidad de ser atacado.

Una vez que hayas trabajado todos los conceptos básicos de la clase, es hora de luchar. Grappling, rolling y sparring son diversas formas de decir que es hora de jugar BJJ. No esperes saber cómo jugar o lo que está haciendo, simplemente respira y trata de mantenerte relajada. En este punto, es probable que no realices técnicas impresionantes, pero no olvides que se trata de tu primer día.

Antes de que termine la clase, tendrás una rutina de enfriamiento con la oportunidad de estirarte. Después de la clase, mantente hidratado y celebra.

Ahora que pasaste tu primer día de entrenamiento, planifica tu próximo día de entrenamiento y prepara tu ropa o uniforme para la siguiente clase.

Pin It on Pinterest