Como ya hemos comentado en la entrada anterior, el Hagana es una disciplina de defensa personal que se compara mucho con el Krav Maga, pero que difiere en ciertos aspectos. En este punto, nos vamos a referir al tipo de armas que utiliza el sistema Hagana en comparación con Krav Maga, para qué momento se deben utilizar y cómo hacerlo en algunos casos.

Uso de armas en Krav Maga

Principalmente, Krav Maga enseña a afrontar el peligro en las calles utilizando técnicas de defensa en “reflejos naturales”. Con esta práctica aprendes a defenderte o atacar por la ruta más corta desde tu posición inicial. También aprendes a correr el menor riesgo posible y a golpear áreas sensibles, como los ojos, la garganta o los genitales, para incapacitar a tu oponente.

En Krav Maga puedes utilizar todos los objetos que están a tu alcance y las armas naturales del cuerpo como último recurso. En este aspecto no hay límite, ni ley ni regla que observar, excepto el de mantenerte con vida. “Todo vale”, pero el último principio es el mismo para buscar permanecer en defensa propia y no golpear a un oponente cuando está noqueado o se ha rendido.

También se entrena con cuchillos y palos; tanto a la ofensiva como a la defensiva. Incluso, aprendes cómo desactivar una bomba y cómo responder a una explosión y atacar a un terrorista suicida, si es posible. En algunos clubs los entrenamientos emplean nunchuks pero solo por diversión, coordinación y diversidad. No mucha gente lleva ese tipo de armas encima todos los días.

Armas improvisadas en Krav Maga

Aprenderás a usar y defenderte de armas improvisadas como botellas rotas, piedras, cuerdas, latas de refrescos y cualquier cosa que puedas encontrar comúnmente. La improvisación ha sido uno de los puntos fuertes de la lucha israelí desde el principio.

Uso de armas que se emplean en Hagana

En lo que respecta al trabajo armado, en el sistema Hagana se trabaja el combate con las manos desnudas contra un individuo armado con cuchillo. Pero también se emplean objetos cortantes, objetos contundentes, armas de fuego, palos, tonfa, porras telescópicas, hachas, fragmento de botellas, machetes, esposas para uso ofensivo, etc.

Otros métodos son el uso de ropa en defensa o en ataques, neutralización etc. También hay todo un panel técnico y tecnológico que está reservado para las unidades especiales.

Recomendaciones para novatos

Para un novato en artes marciales y autodefensa que quiera adquirir rápidamente algunos reflejos, sin invertir 4 horas de entrenamiento a la semana de por vida, lo primero que debe hacer es unirse a un club HAGANA o Krav Maga, lo antes posible.

Pero antes, es importante que un novato u otro practicante pruebe varios sistemas y busque un instructor con experiencia real en el campo y no un coleccionista de títulos o diplomas que rara vez reflejan una eficiencia y profesionalismo extraordinarios. De hecho, ningún diploma transmite el verdadero conocimiento, mejor que un profesional en el campo de la autodefensa.

Recomendaciones para estudiantes de artes marciales

Al igual que un novato en artes marciales tradicionales y cualquier otro deporte de combate, si eres un practicante de cualquiera de estas disciplinas y deseas hacer tu práctica de Hagana o Krav Maga más enfocada para la defensa callejera, el consejo anterior también aplica para ti.

Adicionalmente, te recomendamos continuar con el arte marcial que practicas y que sigas cursos específicos sobre temas, cuchillo, palo, estrés extremo, etc. para completar y ampliar tu visión del combate.

 

Pin It on Pinterest