¿Has pensado alguna vez por qué las artes marciales se llaman artes? Si compruebas la definición en un diccionario, verás las artes marciales definidas como “cualquiera de los deportes de lucha”, aunque esa definición no es suficiente. Un artista marcial usa la imaginación y la habilidad creativa para un arte que puede ser combativo o demostrativo, pero también profundamente interno.

Entonces, digamos que te fijaste en un artista marcial y quieres inspirarlo a crecer. ¿Es lo mismo que ser musa de un pintor, músico u otro artista? De una forma u otra, quieres lo mismo: servir como inspiración al crecimiento. A continuación te presentamos 5 pasos para convertirte en una musa para un artista marcial.

1.- Comprende lo que significa ser una musa del arte marcial

¿Sabes quién era Emilie Flöge? Quizás no sepas su nombre, pero fue una modista de vanguardia y amiga de toda la vida del reconocido pintor austriaco Gustav Klimtm que inspiró muchas de sus obras. Flöge representa las características tradicionales de una musa: interesante, única e inteligente. Es la combinación exacta de cualidades lo que también inspiraría a un artista marcial.

2.- Encuentra tu sensualidad

Si miras el arte moderno, notarás que la musa está sexualizada. Una sola mirada al trabajo de Henrik Purienne y Nobuyoshi Araki es suficiente para demostrarlo. Ten en cuenta que su arte es solo una representación de la sociedad moderna. La musa, sin embargo, es mucho más que un objeto sexual.

Cualquier mujer puede ser sexual; pero ser sensual es algo diferente. No se trata tanto de la ropa, la apariencia y las normas estándar de belleza. Se trata de la confianza en uno mismo y la capacidad de seducir a alguien hablando sobre cualquier tema. Podrías hablar sobre el clima y ser sensual. Ese es “el algo especial” que tiene una musa.

3.- Pasa tiempo con las personas que te agradan

La musa puede ser introvertida, pero rara vez es asocial. Una musa pasará tiempo con los artistas todo el tiempo. Ella es una socialité, con muchos amigos que recurren a ella cuando esperan pasar un buen rato divirtiéndose. Conocerás a un artista al que inspirar solo si pasas tiempo en círculos artísticos.

4.- Sigue aprendiendo

Tu belleza por sí sola es suficiente para inspirar a un artista, pero solo hasta cierto punto. Necesitas algo más. Tomemos a Yoko Ono como ejemplo. Fue una musa porque su intelecto y sus valores políticos estaban en sintonía con los de John Lennon. Su relación se basó en algo más profundo e inspiró un arte hermoso.

Para fomentar y promover la creatividad de un artista debes inspirar sus pensamientos y sacarlos del entorno aburrido en el que se encuentran con tus ideas. Aprende cosas nuevas todos los días y comparte tus pensamientos. Las conversaciones profundas son muy inspiradoras.

5.- Solo sé tú misma

No puedes convertirte en otra persona si quieres inspirar a alguien a crear. Ya eres una persona única, con intereses especiales y grandes rasgos de carácter. Simplemente mejora su mejor lado creativo y trabaja en ello. Si quieres ser una musa del arte marcial, aprende más, socializa más y se una mejor persona. Eso es algo que puede inspirar a otras personas a sacar lo mejor de ellos mismos, y eso incluye a los artistas marciales.

Pin It on Pinterest