Si quieres mejorar tu resistencia, poder de golpe, equilibrio y juego de pies, entonces necesitas incorporar el salto de cuerda a tu rutina de entrenamiento de artes marciales. Aunque muchas veces subvalorado, este ejercicio es una de las formas más efectivas y divertidas de mejorar tu rendimiento físico. A continuación te mostramos los principales beneficios de saltar la cuerda.

Beneficios de saltar la cuerda

Sin duda, se trata de uno de los mejores descubrimientos de entrenamiento para cualquier deporte. Si no estás saltando la cuerda, te estás perdiendo uno de los mejores ejercicios para artistas marciales. Los siguientes, son los principales beneficios que puedes obtener al saltar la cuerda.

Mejor juego de pies

Para la mayoría de los luchadores principiantes, el único acondicionamiento de piernas que realmente hacen proviene de correr y de los ejercicios pliométricos y funcionales. El problema con esto es que todos esos ejercicios realmente no desarrollan una mejor “parte inferior del cuerpo coordinada”.

Este ejercicio te obliga a ser más consciente y reflexivo de tus pies; y cuantos más trucos hagas con la cuerda, más consciente y coordinado tendrás que ser. Este desarrollo de la coordinación conduce fácilmente a un mejor juego de pies, lo que marcará una gran diferencia en tu desempeño como luchador.

Mayor resistencia

Para muchos atletas, se trata del ejercicio número uno para desarrollar la resistencia. La primera razón es que saltar la cuerda puede imitar muchos ejercicios. Puedes trotar, correr, saltar alto, saltar bajo, hacer sentadillas, estocadas, girar, etc. Se podría decir que hay movimientos corporales ilimitados que puedes hacer mientras saltas la cuerda. A eso, agrega el hecho que puedes variar la intensidad, la velocidad, la dificultad, el ritmo y más.

La segunda razón se enfoca en una cuestión técnica, no fisiológica. La saltar la cuerda te obliga a hacer muchos movimientos repetitivos una y otra vez y con buen ritmo. Esto desarrolla rápidamente la memoria muscular, la coordinación y una técnica superior.

Más ritmo

Saltar la cuerda es un gran ejercicio para el entrenamiento de cualquier disciplina de artes marciales porque imita el ritmo de lucha mejor que otros ejercicios, debido a que te obliga a estar en constante movimiento y a mantener siempre un nivel mínimo de conciencia.

El salto de cuerda siempre mejora tu conciencia mental. Ya no estás “durmiendo” durante las peleas porque estás acostumbrado a tener que estar siempre atento a algo (como la cuerda). En el dojo o ring, esta mayor conciencia mental te ayuda a evitar golpes entrantes o encontrar oportunidades para contraatacar.

Más poder

Esto puede ser un hecho sorprendente para algunos, pero este ejercicio realmente aumenta puede aumentar tu poder de golpe. Como mencionamos antes, al saltar la cuerda, te ves obligado a realizar muchos movimientos repetitivos de forma rápida y con ritmo, de modo que tu cuerpo aprende naturalmente a moverse de manera eficiente. Esta misma habilidad se transferirá para afectar la forma en que golpeas.

Pero este ejercicio no solo incrementará tu poder de golpe, sino también tu poder de movimiento. Serás mucho más poderoso en cualquier movimiento porque ahora eres una “máquina” más eficiente y más coordinada.

Pin It on Pinterest