Este fin de semana tuvo lugar una primera competición internacional en Tokio, que acogerá (si todo va bien) los próximos Juegos Olímpicos a finales de julio. La competencia de gimnasia Amistad y Solidaridad se llevó a cabo en el Estadio Nacional Yoyogi. Una competición de cuatro países que se consideró una auténtica prueba de salud. Conoce más sobre la primera competencia organizada en Tokio previo a los Juegos Olímpicos 2021.

Competición de gimnasia de prueba Juegos Olímpicos 2021

China, Rusia, Estados Unidos y Japón fueron las naciones que participaron en el evento Amistad y Solidaridad, cuyas palabras fueron clave en este concurso. La importancia de este evento es que es el primero que se realiza a escala internacional en suelo japonés desde el inicio de la pandemia.

Por tanto, una veintena de gimnastas extranjeras aterrizaron en Japón con medidas de seguridad ultra avanzadas. Los estadounidenses, por ejemplo, tuvieron que respetar una “cuarentena” antes de poner un pie en suelo japonés. Luego se llevaron a cabo pruebas de detección a diario.

Desde un hotel seguro, y la prohibición de un trayecto de idas y venidas desde y hacia el recinto de la competición, hasta el acceso supervisado… nada se ha dejado al azar. Esto augura medidas muy estrictas en poco más de ocho meses, cuando deportistas de todo el mundo desembarquen en la capital japonesa.

También se informó a los espectadores que se aceptará un número limitado, con una distancia en las gradas, dotadas de máscaras. Nada emocionante, pero al menos el deporte está recuperando paulatinamente sus derechos porque el Comité Organizador de los Juegos no quiere creer ni un solo momento en la anulación de uno de los grandes eventos planetarios.

El COI muy atento

Estuvieron presentes Yoshiro Mori, presidente del comité organizador de los Juegos de Tokio, y Seiko Hashimoto, ministra responsable del expediente olímpico y Thomas Bach, presidente del COI. Éste último incluso, envió un mensaje a través de un video interpuesto, explicando que la realización de este evento demostró que era posible organizar un evento deportivo con total seguridad.

Panorama alentador

Thomas Bach, también deberá hacer un primer viaje simbólico a Tokio el próximo fin de semana para mostrar su apoyo a los organizadores. Evidentemente, esta competición de gimnasia con una treintena de deportistas está lejos de representar un evento como los Juegos Olímpicos que deberían acoger a más de 10.000 deportistas el próximo verano.

Imagina los controles, las incesantes pruebas Covid, la audiencia enmascarada y reducida. En resumen, juegos mínimos… pero juegos de todos modos.

Imposible decir cómo se verán realmente. La única certeza por el momento es que la mayoría de los japoneses no lo creen o poco. En Japón, El COVID-19 ha matado cerca de 2.000 personas desde enero, pero el temor a la llegada masiva de extranjeros de todo el mundo sigue siendo omnipresente. Le queda al Olimpismo convencer al mundo de que los Juegos sobrevivirán a la pandemia y que las consecuencias no serán lamentables, gracias a los estrictos controles de seguridad.

Pin It on Pinterest