El mundo del karate está revolucionado desde que el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que el arte de los katas no estará presente en los juegos de París del 2024. Sin duda, un duro traspiés para este deporte centenario que logró, después de años de sacrificio y hasta persecución, un puesto entre las preseas olímpicas para los Juegos de Tokio 2020. 

El karate olímpico debutará en Japón, pero quedará por fuera para la siguiente cita parisina y se teme que para las restantes. ¿Qué llevó a esta decisión? 

Veamos 5 razones que lo explican y que pone en peligro el regreso del karate, después de su debut en el 2020. ¿Podrá el revuelo en las redes sociales en torno al hashtag #karateolimpico revertir esta decisión?

Razón 1: Skateboard y breakdance

Además de dejar al mundo sin karate olímpico para el 2024, los organizadores galos anunciaron que sacaron también de la justa al béisbol. En sus lugares estarán el surf, la escalada, el skateboard y el breakdance. 

Para Tokio 2020 ya el deporte de las olas, la escalada y el skateboard tienen confirmado su puesto en el medallero, junto al karate y al béisbol/sóftbol. Francia suprimió el arte de los kata y el de los cuadrangulares por disciplinas “urbanas”: skateboard y breakdance.

Razón 2: Las reformas del año 2014

Desde 2014, la COI modificó sus estatutos para que sus 28 deportes fijos permitieran 310 pruebas en cada evento. Separó deportes, disciplinas y pruebas, esto permitió que cada ciudad organizadora incluyera hasta cinco deportes más en su programación. 

Río 2016 fue la última ocasión en que el evento internacional funcionó con el modelo antiguo. En Tokio 2020, los organizadores aprovecharon estas reformas para incluir al karate y el béisbol, con muchos seguidores, algo que Francia desestimó para sus planes.

Razón 3: Cultura “juvenil”

El hecho de que los juegos ya no contarán con un número fijo de disciplinas, amplió la posibilidad de recibir hasta 10.500 atletas y 5.000 técnicos y entrenadores junto a sus delegaciones en cada cita.

Esto dio luz verde a que en Tokio se disputen 33 deportes (incluyendo los nuevos 5), 46 disciplinas y 310 pruebas. En Río 2016 fueron 28 deportes, dos más que en Londres 2012. Y para Francia 2024, el COI bajó a 32 los deportes (cuatro nuevos) para dar paso a la cultura “juvenil”, como dice su comunicado oficial. 

Razón 4: Innovación y público  

A pesar de que el karate tiene más de 100 millones de practicantes en el mundo y que el karate francés tiene un sitial de honor en el mundo deportivo, los organizadores de la cita de 2024 ignoraron estos detalles y otros criterios más formales. 

Solo existen 30.000 licencias de skateboard en el mundo mientras que al breakdance se le define más como un baile callejero que un deporte. Solo 36 practicantes de breakdance podrían asistir a la competencia. 

Sin embargo, el breakdance logró mucha atención del público en los Juegos Olímpicos de la Juventud, celebrados en Buenos Aires en octubre de 2018, algo que quieren repetir en Francia.

Razón 5: ¿Parcour también? 

Para que un deporte sea considerado olímpico debe contar con una federación masculina en 75 países, como mínimo, en cuatro continentes y federaciones femeninas en 40 países, en tres continentes. 

Todo esto se cumple con el karate olímpico, pero no para los “nuevos deportes”. La razón que aporta el comité en su comunicado oficial es que desean “conectar con la generación más joven”, con la “creatividad” y la innovación. 

La batalla para los karatecas aún no finaliza. En diciembre del 2020 el COI evaluará si hará cambios en la programación de los deportes. Es posible que se incluya el parcour, una práctica nacida en Francia y que podría alejar aún más las posibilidades del karate olímpico.

Pin It on Pinterest