Para algunas personas, el éxito es el logro de un objetivo a largo plazo, mientras que para otros, puede ser la realización de tareas más pequeñas. De manera similar, en el entrenamiento de artes marciales, la consecución del cinturón negro u otros cinturones “inferiores” puede ser lo que algunos estudiantes consideran exitoso. Pero en realidad, ¿cuáles son los fundamentos del éxito en las artes marciales?

Bases del éxito en las artes marciales

Como estudiante de Kárate, Tae Kwon Do, Jiu Jitsu, Judo y otras disciplinas, tener éxito implica dominar los fundamentos más básicos del entrenamiento. Estos principios incluyen la asistencia, el compromiso, la práctica, la difusión de conocimientos y el buen estado de salud, elementos que en conjunto sientan las bases del éxito continuo de todo estudiante de artes marciales.

Asistencia

En el estilo de vida ajetreado que distingue la vida actual, con frecuencia resulta desafiante mantener la asistencia regular a clases dos veces por semana. No obstante, todo estudiante debe tener como meta asistir a clases con regularidad; y si debes faltar a una clase, recupérala de inmediato. Recuerda, toda deserción comienza con la primera clase perdida.

Compromiso

El nivel de motivación de un estudiante se rige por su nivel de compromiso. Cuanto más importante es algo para nosotros, más probabilidades tenemos de perseguirlo. Como estudiante de artes marciales, establece un día cada mes para reflexionar sobre tu entrenamiento y reafirmar tu compromiso con la disciplina que estudias. Pregúntate qué beneficios estás recibiendo y cómo las artes marciales han impulsado esa mejor versión de ti mismo.

Práctica

Si bien puedes hacer ejercicio varias veces por semana en la escuela, resérvate mini sesiones de entrenamiento durante la semana para revisar tus conocimientos. Estos autoentrenamientos te dan la oportunidad de tener un tiempo personal que refuerza lo que estás aprendiendo en clase y, lo más importante, te permite identificar lo que necesitas mejorar para ser exitoso.

Difusión del conocimiento

Las artes marciales han trascendido gracias a la difusión de conocimientos de maestro a alumno, quien luego se convierte en maestro y transmite este conocimiento a nuevos estudiantes. La relación maestro-alumno en las artes marciales se basa en el honor, el respeto y la gratitud, valores que suelen distinguir a las artes marciales de muchas otras relaciones educativas. Como estudiante, busca oportunidades para ayudar a otros y comienza tu viaje como maestro.

Buen estado de salud

El entrenamiento continuo de artes marciales puede proporcionarte el nivel y la cantidad de ejercicio para mantenerte en buena forma física; pero eso es solo la mitad de la batalla. Para mantener un buen estado de salud, debes preocuparte también por tener una dieta equilibrada que te proporcione el combustible adecuado para producir resultados de entrenamiento óptimos, y por tener buenos hábitos de sueño. Un estudiante de artes marciales que combine una buena alimentación con actividad física regular y además disfruta de patrones saludables de sueño, tiene una gran posibilidad de ser exitoso.

Cada uno de estos fundamentos puede ser alcanzado por todos aquellos que deseen sentirse más seguros, ponerse en forma, romper los malos hábitos, volverse más flexibles y, sí, aprender defensa personal (por nombrar algunos beneficios). Es hora de desafiarte a ti mismo y concentrarte en estos fundamentos clave que seguramente te brindarán una poderosa sensación de éxito.

Pin It on Pinterest