En los entrenamientos de Kárate y de las artes marciales en general, se califica a la flexibilidad como un aspecto vital para el desarrollo y desempeño de las técnicas, ya que permite mantener un buen rango de movimiento para cada articulación o grupo de articulaciones.

Más allá de la perspectiva meramente enfocada a las artes marciales, la flexibilidad se asocia con una buena salud y calidad de vida; y su pérdida o menoscabo puede provocar dolor y lesiones, y contribuye a la aparición de desequilibrios en nuestro cuerpo, especialmente a medida que envejecemos.

Un rasgo personal

La flexibilidad es un rasgo personal que se ve afectado por nuestra estructura corporal natural y genética, así como por nuestro historial de niveles de actividad. Siendo así, un hombre que no se ha ejercitado en muchos años jamás tendrá la flexibilidad de una mujer que se ha entrenado en danza toda su vida.

Es un mito que algunas personas son innatamente flexibles en todo su cuerpo, mientras que otras no lo son. Más bien, la flexibilidad es específica de una articulación o conjunto de articulaciones. La buena noticia es que, mediante un entrenamiento y ejercicio adecuados, podemos mantener y aumentar nuestra flexibilidad. Es decir, como cualquier otra habilidad, es posible adquirir flexibilidad.

A medida que nos esforzamos por aumentar nuestra flexibilidad, es útil comprender primero las partes de nuestro cuerpo que están involucradas en el rango de movimiento de nuestras articulaciones. Si bien el tejido muscular se puede estirar, los tendones y los ligamentos de tejido blanco no se estiran.

Es por ello que la mayor parte de los trabajo de “estiramiento” se dirige a reducir la resistencia interna de los tejidos conectivos blandos. Esto lo puede lograr prácticamente cualquier persona, independientemente de su condición física, edad o sexo. Por supuesto, las personas mayores y menos en forma necesitarán un trabajo más persistente para ver los resultados deseados.

Fisiología del estiramiento

Dado que el objetivo principal del estiramiento es alargar los músculos, es útil saber un par de cosas. Aunque nuestros músculos tienen muchas formas y tamaños, todos están compuestos de hebras de tejido llamadas fascículos, que son haces de fibras musculares.

Nuestro cuerpo puede variar la fuerza que aplica un músculo contrayendo más o menos fibras musculares. Sin embargo, cada fibra muscular individual puede contraerse o alargarse. Asimismo, cuando estiramos un músculo, solo se alargarán algunas de sus fibras, mientras que otras permanecerán en reposo.

Otra parte de nuestra anatomía que es útil comprender cuando entrenamos para aumentar nuestro rango de movimiento involucra nuestro sistema neural. Estos receptores de estiramiento de las células fusiformes se encuentran en el vientre de cada uno de nuestros músculos.

Cuando esos receptores de estiramiento sienten que un músculo se está acercando a su longitud total, envían un mensaje para que el músculo se contraiga. De esta forma, nuestro sistema musculoesquelético nos protege de desgarrar nuestros propios músculos. Esto se llama reflejo de estiramiento, una reacción muscular en respuesta al estiramiento dentro del músculo

Hay otro tipo de receptores que es importante comprender para un tener un estiramiento adecuado: los órganos tendinosos de Golgi (también llamados receptores de Golgi), los cuales detectan cuando un tendón está sometido a una gran tensión, y le ordenan al músculo respectivo que se relaje para proteger el tendón de la rotura.

Una de las razones para mantener un estiramiento durante un período de tiempo se fundamenta en el hecho de que cuando mantenemos el músculo en una posición estirada, los receptores del huso del músculo se acostumbran al estímulo y reducen su señalización. Esto nos permite entrenar gradualmente nuestros receptores de estiramiento para permitir un mayor alargamiento de nuestros músculos.

La fuerza y la flexibilidad pueden ser vistas como yin y yang, y ambos aspectos deben ser parte de un programa de entrenamiento de artes marciales y estar en equilibrio. No es productivo enfocarse demasiado en uno o muy poco del otro.

Pin It on Pinterest