Basándose tanto en la fuente de las artes marciales chinas como en las artes marciales japonesas, el Shorinji Kempo de So Doshin revive la tradición de los monjes budistas experimentados en todas las artes de lucha. Conoce aquí qué es el Shorinji Kempo y si se trata de una técnica de combate o de defensa personal.

¿Qué es Shorinji Kempo?

Shorinji Kempo es un conjunto de técnicas de autodefensa que puede ser utilizado por todos, en todas las situaciones y sin ninguna fuerza física particular. El objetivo de esta disciplina no es intentar ganar a toda costa, sino no perder, acabando la pelea sin lesiones y sin ser desposeídos. Es una práctica muy extendida en Japón, donde ha acreditado más de un millón de practicantes de todas las edades, todos los géneros y todos los orígenes.

¿Deporte de combate o defensa personal?

En comparación con otras disciplinas de defensa, el Shorinji Kempo permite una respuesta graduada y proporcional al ataque, lo que también permite permanecer dentro del marco legal de la autodefensa. Para cada tipo de ataque, es posible simplemente la protección, la defensa y el contraataque.

Durante los Taïkaï o los “Grandes Encuentros”, los equipos nacionales e internacionales deciden sobre el dominio de las técnicas, su velocidad, y su precisión en peleas reales pero codificadas. Esta  graduación se basa en el progreso realizado por los practicantes de acuerdo con cada una de las habilidades personales.

La efectividad de las técnicas

El Shorinji Kempo utiliza la fisiología del cuerpo humano donde ninguna de las técnicas requiere fuerza o flexibilidad especial. De hecho, cualquier practicante sano, hombre o mujer, alto o no, puede ser capaz de empujar a su oponente varios metros hacia atrás o darle un golpe bien fuerte independientemente de su fuerza muscular.

Para ello, basta con utilizar técnicas que pongan en juego los principios del desequilibrio, la inercia, y el centro de gravedad. De la misma forma, es muy posible que una persona pueda dar patadas en la cara sin tener flexibilidad. Esto demuestra que la mecánica articular de nuestro cuerpo humano permite cosas que ni siquiera imaginamos.

Puntos sensibles

El Shorinji Kempo utiliza los puntos sensibles del cuerpo humano, al igual que la acupuntura. Éstos se utilizan para encontrar relajación y sanar una dolencia durante las sesiones de Seiho. Pero también se utilizan para liberarse de un oponente físicamente y de forma contundente, multiplicando sus efectos.

Estos puntos sensibles se encuentran en todo el cuerpo y permiten con un solo movimiento, debilitar considerablemente a un agresor más grande o corpulento. Esto es independientemente de la naturaleza del ataque: agarrar o golpear.

La filosofía de Shorinji Kempo

Respaldado por los principios de la filosofía Kongo-Zen de inspiración budista, el Shorinji Kempo considera que la colaboración entre seres humanos durante sus prácticas, es uno de los objetivos más preciados que son fácilmente perceptibles. Es así como el objetivo final ideal de esta disciplina, es la ayuda mutua y el alivio del sufrimiento, y no el culto al poder y la violencia en todas sus formas. Es decir, no se basa solo en la intención de ganar competencias o dominar al otro.

El Shorinji Kempo destaca la necesidad de una vida social satisfactoria que se encuentra a medio camino entre la concepción espiritual oriental, el materialismo occidental, y el equilibrio personal basado tanto en el cuerpo como en el espíritu.

El filósofo activo de Shorinji Kempo se basa, por tanto, en este principio “Vivamos la mitad para nosotros, la mitad para los demás”.

Pin It on Pinterest