Hablar del karate olímpico para Tokio 2020 y París 2024 es hablar de una mezcla de emociones encontradas. Literalmente, millones de karatecas de todo el mundo se mueven actualmente entre la alegría y la frustración. 

Seguramente has visto cómo se ha encendido en 2019 el activismo digital en torno a la etiqueta #karateolimpico. En medio de todo este alboroto hay personas que aún desconocen cuál es el problema o no saben cómo tomar partido en tal situación. 

Te explicaremos qué es lo que está ocurriendo con este deporte para que te formes tu propia opinión.

El debut del karate olímpico

Al ver a tantos karatecas molestos e indignados en todo el mundo, compartiendo fotos y vídeos en las redes sociales de su mejor golpe “Tsuki”, seguidos por hashtags alusivos y frases como “seguimos luchando”, es lógico confundirse. 

Para los Juegos de Tokio 2020 el karate debutará por primera vez como deporte olímpico. Esto por supuesto, es una excelente noticia y una enorme alegría. Tomó años de trabajo lograr ese reconocimiento. Incluso, se modificaron los reglamentos para adecuarse a esta justa.  

El problema, y es lo que mantiene con el corazón en vilo a la comunidad global de karatecas, es que la alegría del debut del karate olímpico en Japón fue empañada por la despedida para el encuentro galo.

Es decir, para las Olimpiadas de París 2024 no veremos a los mejores del karate mundial disputarse el medallero. La polémica se ha trasladado a las redes sociales donde defensores y detractores del arte de las manos vacías se lían cada segundo. 

Lo cierto es que esto ha movido a los practicantes del arte marcial más popular en todo el mundo en una sola dirección: la defensa del karate hasta el final, que no es otro que los organizadores de las olimpiadas en París reconsideren su decisión. ¿Será esto posible?

La despedida en París ¿algo definitivo? 

Aunque nadie sabe cómo terminará la historia, porque queda aún queda mucha tinta en el tintero, los defensores del karate olímpico están convencidos que la disciplina saldrá airosa. Y lo hará porque:

  • El karate es practicado por más de 100 millones de personas en todo el mundo, según la World Karate Federation (WKF).
  • Agrupa a 188 federaciones nacionales. 
  • Es el arte marcial más popular y querido. No hay casi ningún país ni ciudad donde no exista una escuela de karate.

Algo que emociona a los karatecas, y que no empañará la alegría de Tokio 2020, es que el arte de las manos vacías debutará a lo grande, en el país que lo vio nacer. Y lo hará en la arena más célebre: el Nippon Budokan.​ 

El desafío “Tsuki”

Desde 2014, el Comité Olímpico Internacional (COI) fijó una modificación que permite a un país anfitrión incluir hasta cinco deportes extras a la lista de los 28 deportes olímpicos fijos a disputarse. 

Para Tokio 2020 fueron invitados el karate, béisbol, escalada, surf y skate. Pero para Francia 2024, los organizadores decidieron sacarlo de la justa olímpica junto con el béisbol, para incluir el break dance, escalada, skate y surf. 

Todo apunta a que el debate continuará. Desde febrero de 2019, la WKF lanzó su campaña digital para unir a los practicantes de la disciplina y los aficionados en el desafío “tsuki”. El objetivo es ejercer presión para la continuación del karate en los juegos del 2024. 

Para ello, la federación mundial invita a usar los hashtags  #Karate2024 y #TsukiForKarate2024, compartir vídeos del mejor golpe “tsuki”  y etiquetarlo a @Paris2024 y a la WKF. ¿Lo lograrán?

Pin It on Pinterest